FREE SHIPPING ON DOMESTIC ORDERS OVER 75€
WORLDWIDE SHIPPING

Antía Jácome, subcampeona del mundo 2021

Antía Jácome, subcampeona del mundo 2021

[Via Diario de Pontevedra]

La pontevedresa logró la segunda plaza en C-1 200 en el Mundial de Copenhague 

Antía Jácome ya tiene el metal universal absoluto que faltaba en su palmarés. La canoísta pontevedresa logró la segunda posición en la final de C-1 200 metros del Mundial de Sprint que se clausuró este domingo en Copenhague. Jácome rozó la medalla de oro. Compitiendo por la calle número seis, se quedó a 26 centésimas de la canadiense Vincent, que se llevó el título con un registro de 46.52.

La prueba estuvo marcada por una tremenda igualdad, hasta el extremo de que la propia lerezana creyó haber concluido en cuarta plaza al finalizar. Solo la alegría en la grada y los gritos de la delegación que acompañó a la deportista del Ciudad de Pontevedra le hicieron ser consciente de que había atravesado la línea de meta en segundo lugar.

La medalla de bronce acabó en el cuello de la polaca Dorota Borowska, con once centésimas más que la lerezana. Mientras, la medalla de bronce olímpico Liudmyla Luzan, gran favorita para proclamarse campeona, dadas las ausencias de las dos canoístas que la superaron en Tokio, se quedó fuera del podio.

Jácome se había clasificado para la lucha por las medallas con el segundo mejor tiempo de su serie semifinal. La pontevedresa tenía la ambición de hacerse con el oro, aprovechando las ausencias de las dos primeras de Tokio, donde ella había sido quinta.

Su progresión deportiva la ha llevado, en poco a tiempo, a codearse con las mejores. Antes del verano, su gran objetivo era clasificarse para los Juegos con el C-2, en compañía de su amiga y compañera de club Antía Otero. Junto a ella, logró el pasado sábado el octavo lugar en la final del C-2 500 metros de Copenhague.

Lo que no entraba dentro de sus planes era convertirse en la referencia de la velocidad española femenina en canoa. Lo hizo al imponerse en el selectivo de Pontevedra. Y teniendo en cuenta que su adversaria para conseguir tal hito era María Corbera, una competidora que ya se codeaba con la élite (oro en C-2 200 ayer), el siguiente escalón estaba a su alcance.

Rompió las expectativas en su aparición olímpica. Seguramente su momento deportivo más feliz, como ella misma sostiene. Finalista, diploma y quinto puesto en Tokio, una buena forma de comer en la mesa de las mejores.

Ahora redondea una año de ensueño con la plata del mundial. Una forma brillante de confirmar las mejores expectativas, de dejar atrás el cartel de promesa y colgarse el de realidad.

Su trayectoria en categorías inferiores anunciaba un gran nivel. Pero la prueba del algodón de la categoría absoluta solo es superada por un puñado de elegidas. Entre ellas ya está Jácome.

La pontevedresa no solo remó en solitario, sino que también luchó por los metales en la prueba de canoa mixta. Se quedó muy cerca de hacer doblete junto a Joan Moreno en la final de C2 200, en la que hicieron un crono de 40.88, a 1.78 de los moldavos Irina Andreeva e Ivan Shtyl que fueron oro (39.10).

GERMADE. La alegría de Jácome no fue la única con sabor pontevedrés de la jornada del domingo. Porque el cangués Rodrigo Germade se colgó su segundo metal en grandes campeonatos en pocas semanas. Siempre junto a Marcus Walz Cooper. Ambos lograron el triunfo en el K-2 500 metros.

Su actuación fue impresionante en la final de K-2 500. "La mejor carrera que hemos hecho nunca", aseguró a la agencia Efe el primero nada más salir del agua.

Ambos se habían llevado una plata como parte del cuarteto olímpico de Tokio, junto a Saúl Craviotto y Carlos Arévalo. Walz y Germade fueron muy superiores a todos sus contrincantes y dominaron desde el principio hasta el final, para sellar un tiempo de 1.29.04. Superaron con suficiencia a los alemanes Tobias Schultz y Martin Hiller, que entraron a 0.97, y a los eslovacos Samuel Balaz y Denis Mysak, que fueron terceros a más de un segundo.

Germade se suma a la larga lista de piragüistas gallegos galardonados a máximo nivel. Una lista encabezada por reconocidas estrellas del deporte español como David Cal y Teresa Portela.

La antigua pareja de Antía Jácome, Patricia Coco, alcanzó la medalla de oro en C-2 200 junto con María Corbera.

Con un ajustado final en el que aventajaron por una centésima a las cubanas Yarisleidis Dubois y Katherin Segura, que ayer fueron bronce en C-2 500, las españolas firmaron un tiempo de 43.88 y las cubanas de 43.89. El tercer puesto fue para las húngaras Guiada Bragato y Bianka Nagu.

También este domingo, Sara Ouzande y Carlos Garrote fueron cuartos en el K-2 200 mixto (34.41). María Corbera ocupó ese mismo lugar en C1 5000. En la final de K-1 500, Pelayo Roza fue quinto (1:41.45) y en la de C-2 500 masculino Cayetano García y Pablo Martínez fueron novenos (1:45.18). Javier López acabó sexto en la final de K-1 5000 y Eva Barrios concluyó novena en la misma distancia femenina.

Previous post Next post