fbpx

Free Shipping on domestic orders over 75€

Top

CREXANS

  /  Wellness   /  5 razones sorprendentes por las que te falta energía
crexans magazine razones falta energia

¿Necesitas desesperadamente el café de la mañana para despertar?

¿Sientes que es una lucha afrontar el día?

¿Notas que te falta energía para hacer todo lo que quieres?

 

Entonces, hablemos de ENERGÍA. Nuestra definición de energía es la velocidad y la facilidad con la que realizamos nuestras tareas diarias. Cuanto peor es, más difíciles se vuelven nuestros días y es alarmante saber que más de ¾ de la población sufre de falta de energía.

Lo positivo es que hay muchas cosas que podemos hacer para solucionarlo. Hoy explicaremos 5 de las principales razones por las que te puede faltar energía y cómo solucionarlo.

1. No estás comiendo los alimentos adecuados o quizás no estás comiendo lo suficiente.

Cuando una no lleva una dieta equilibrada, puede desarrollar ciertas deficiencias de nutrientes y minerales. Además, si no se está comiendo lo suficiente, tal vez por seguir una dieta restringida en calorías, es posible que también te falten los nutrientes esenciales para darle al cuerpo la energía que se merece.

Tener deficiencia de hierro, vitamina B, vitamina D y omega 3 es muy común y causará estragos en tu energía. Por lo tanto, sugerimos que te hagas análisis de sangre como primer paso para ver dónde se encuentra la deficiencia. Y que luego vayas a un nutricionista para te realice los cambios necesarios en tu dieta y considere la posibilidad de tomar suplementos. SIEMPRE bajo la guía de un médico calificado.

En resumen, para prevenir las deficiencias de nutrientes, debes asegurarte de:

  • Consumir 5 porciones de verduras al día y cambiar las variedades también para satisfacer tus necesidades de la mayoría de las vitaminas y micronutrientes.
  • Comer pescado una o dos veces por semana para obtener omega 3.
  • Estar expuesto a la luz solar durante 10 minutos por día para aumentar tu vitamina D.
  • Consumir fuentes ricas en hierro como carnes rojas y aves. O, si eres vegetariana, prestar mucha atención y comer fuentes ricas en hierro no hemo, incluidos huevos, verduras, legumbres, tofu, semillas y nueces. Aconsejamos ver a un médico calificado con regularidad para que te haga chequeos, ya que esta forma de hierro definitivamente no es tan bien absorbida por nuestro cuerpo en comparación con el hierro hemo (hierro de la proteína animal). También es importante combinar este hierro con fuentes de vitamina C para mejorar la absorción.

2. No te estás moviendo lo suficiente.

¿No tienes tiempo para hacer ejercicio? Seguro que lo tienes, pero simplemente no es una prioridad para ti. Entonces, ¡hazlo hoy! Cuanto más te muevas, más energía tendrás. Parece contradictorio, pero es así.

Si tiene dificultades para encontrar 30-60 minutos seguidos durante el día, ¿por qué no dividirlo en 2 o 3 sesiones de 10 a 15 minutos? ¡Bastará con caminar! Los beneficios para tus niveles de energía serán los mismos. Y haz un esfuerzo consciente para tomar descansos regulares para caminar por la oficina, ir andando a los sitios en lugar de conducir y usar las escaleras en lugar del ascensor.

Solo debes saber que si realmente quieres mejorar tu energía, ¡moverte más es imprescindible! Por lo tanto, priorizarlo te ayudará en todos los demás aspectos de su vida, ya que cuanto mejor sea tu energía, ¡más fácil se volverá todo!

3. Estás demasiado estresada, tienes una mente hiperactiva o sufres de ansiedad.

Uno de los mayores destructores de energía es el estrés. Ir corriendo todo el tiempo y preocuparnos constantemente con pensamientos excesivos y continuos consume gran parte de nuestra energía. Incluso si has pasado mucho tiempo en la cama, tratando de descansar, el estrés puede dejarte agotada física y mentalmente. Es muy común que las personas tengan niveles bajos pero crónicos de estrés, erosionando los niveles de energía con el tiempo, de modo que eventualmente lo sientas cada vez más.

Entonces, ¿cómo podeMos minimizar este estrés? Es difícil de minimizar, pero se pueden tomar medidas para gestionarlo. Algunos de nuestros consejos favoritos son:

  • Programa tiempo para ti todos los días. Deja un espacio en blanco en tu calendario para ello. Sal a caminar, prepárate un baño relajante, llama a una amiga, lee un libro o medita. ¡Solo haz de tu tiempo una prioridad!
  • Mantén una lista de tareas pendientes y trabaja con ella con las prioridades más altas primero. Luego, lo que sea que no termines, anótalo para el día siguiente.
  • Practica la respiración profunda y escucha música relajante mientras trabajas.
  • Toma descansos regulares de tu pantalla.
  • Intenta tomar adaptógenos. Son hierbas naturales que han sido científicamente probadas para ayudar a tu cuerpo a lidiar con el estrés y ayudarlo a sentirse tranquilo. Los más comunes son rhodiola, albahaca santa, ginseng, hongos cordycep, ashwaganda, raíz de regaliz, panax ginseng y raíz de astrágalo.

4. Tienes un problema de tiroides.

La función principal de la tiroides en tu cuerpo es regular tu metabolismo, que es la capacidad de tu cuerpo para descomponer los alimentos y convertirlos en energía. La comida esencialmente alimenta el cuerpo y cada uno de nuestros cuerpos usa este combustible a diferentes velocidades. Es por eso que a menudo escuchas que algunas personas tienen un metabolismo “rápido” y otras que tienen un metabolismo “lento”.

Tener cantidades insuficientes de hormona tiroidea causa un metabolismo lento y baja la energía, aquí hay algunos otros síntomas de una tiroides baja:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Aumento de peso o mayor dificultad para perder peso.
  • Cabello áspero y seco
  • Piel seca, áspera y pálida
  • Perdida de cabello
  • Intolerancia al frío (no puedes tolerar temperaturas frías como las que te rodean)
  • Calambres musculares y dolores musculares frecuentes.
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Pérdida de memoria
  • Ciclos menstruales anormales

Si experimentas estos síntomas, te recomendamos encarecidamente que acudas a un médico especialista para que te realice un control exhaustivo de tus niveles sanguíneos de tiroides.

5. No estás durmiendo lo suficiente.

Sería incorrecto no tener esta como una de las 5 razones principales, ya que probablemente sea la cosa más importante para mejorar tus niveles de energía y todos los demás aspectos de tu salud.

No se necesita mucha pérdida de sueño para producir una falta de energía al día siguiente. Los estudios muestran que tan solo media hora de sueño perdido afectará tu estado de alerta al día siguiente. Entonces, ¿cuánto necesitas? La mayoría de las personas necesitan de 7 a 8 horas de sueño o más por día para sentirse mejor.

Si aún no lo has hecho, toma medidas para aumentar la duración y la calidad de su sueño para optimizar tus niveles de energía. Acostarse una hora antes, dormir en la oscuridad total, evitar el alcohol, establecer un horario regular para dormir, practicar la meditación, minimizar el tiempo frente a la pantalla y la tecnología por la noche y relajarse antes de acostarse puede ayudar mucho.

 

¡Realmente hay mucho que puedes hacer para ayudar a aumentar esa energía y mejorar tu calidad de vida!

1
🤸🏻‍♀️ Resolvemos tus dudas
Hola! 👋🏻
¿En qué te podemos ayudar?

Reset Password